ALMOGARENES Y AGADIRES: PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO DE GRAN CANARIA

 

Gran Canaria presenta un rico y variado patrimonio arqueológico de origen norteafricano y de raigambre amazigh o bereber, y que nos habla de la sociedad y cultura imperante en la Isla hasta la conquista castellana perpetrada entre los años 1478 y 1483, y del que destacan diferentes manifestaciones asociadas a su tipos de hábitat, ritos religiosos, costumbres, cultura material, economía; desde localidades trogloditas excavadas en altos riscos o en laderas de barrancos, hasta cementerios o necrópolis tumulares y poblaciones en superficie con casas cruciformes de piedra que conformaban localidades tipo aldea y mayores de carácter protourbano que dan fe de este contexto cultural, destacando así mismo los grabados y las pinturas rupestres.

Habida cuenta de que se han descubierto en Canarias de momento los más antiguos restos arqueológicos datados cronológicamente en el siglo II antes de Cristo, y dado el hecho de que la conquista castellana forzó la incorporación de Gran Canaria y el resto de las islas durante las últimas décadas del siglo XV, contamos con la friolera de como mínimo diecisiete siglos (700 años, más que el periodo hispano en Canarias que de momento van 520 años); largo periodo en el cual los antiguos canarios de etnia amazigh (“Hombre Libre”, en su propia lengua) conocida coloquialmente como bereber (denominación francesa que significa “bárbaro”) con la cual y en el caso insular que nos ocupa, los antiguos grancanarios (Los Canarii, descendientes del pueblo homónimo del Atlas norteafricano, de ahí deriva nuestro gentilicio Canarios), desarrollaron una cultura con una idiosincrasia propia que, si bien con ciertos rasgos semejantes a los observados en otras islas o en las poblaciones del continente, definen sus múltiples particularidades.

Las huellas de los Canarii se hallan repartidas por todo el perímetro insular, desde la costa a la cumbre, reflejando una intensa ocupación de toda Gran Canaria. De este modo , nos han dejado restos de inmuebles domésticos, cementerios, zonas de explotación de materias primas, antiguos campos de cultivo, zonas de pasto o caminos que hicieron de la Isla la forma de expresión de esta buena parte de nuestros antepasados durante 17 siglos.

Gran Canaria ofrece una cultura material prehispánica superior en buena medida al del resto de las islas Canarias, sin saber aún la causa concreta de ello, aunque debido quizás a que desarrolló durante ese largo período de tiempo una sociedad compleja que el resto de las ínsulas y que actualmente se testimonian en un rico y variado patrimonio arqueológico. Precisamente por esto, además de por las Crónicas de la conquista, entendemos de la existencia en Gran Canaria de fuertes diferencias sociales, de zonas especializadas de explotación económica , de una ordenación jerárquica social, de enclaves religiosos destinados al culto de las deidades, a la observación del espacio estelar, etcétera.

LAS CUEVAS DE LOS CANARIOS-LA ISLETA

CUEVA CANARIOS1Mucho antes de que la ciudad de Las Palmas se fundara, ya vivían en la zona donde se asienta hoy en día los antiguos canarios y por la parte de La Isleta destaca el complejo de Cuevas de los Canarios, en la cima de la Montaña de El Confital, un conjunto de varias cuevas artificiales en un solapón natural al abrigo de los vientos dominantes. Dos de ellas de habitación de grandes dimensiones y muchas otras excavaciones realizadas por la mano del hombre en la pared volcánica de la montaña y a las cuales se les puede atribuir distintos usos: Corrales para un ganado poco numeroso, silos para almacenar grano, huecos para utensilios, herramientas y enseres variados.

¿RESPETA CANARIAS LA CONDICIÓN HUMANA DE SUS MOMIAS?

momias 1El proyecto de ley de patrimonio cultural cataloga los restos de los indígenas del archipiélago como bienes muebles. En el trámite parlamentario, CC corregirá el artículo para añadir el matiz de «especial sensibilidad» y un controvertido «valor sagrado». Los museos defienden la exposición de cuerpos y huesos

En Canarias nadie reclama los restos de sus antepasados, como si ocurre en otras culturas a lo largo y ancho del planeta. La pervivencia genética de los indígenas en la población actual es indiscutible, pero no así la cultural, que es inexistente. Con este punto de partida, el doctor en Historia y profesor de la ULL, José Farrujia, abre un debate, que antes que él ya abordaron, entre otros, el antropólogo Fernando Estévez, sobre si el discurso museístico establecido, en el que las momias y restos óseos de los guanches [como genérico de aborigen de las islas] son tratados como objetos culturales, es ético y moralmente aceptable en pleno siglo XXI.

PRIMERA TUMBA ABORIGEN DE UN CADÁVER FLEXIONADO

tumba2La sepultura, encontrada en el barrio de El Risco de Agaete, está datada en más de 250 años antes de la conquista castellana

La Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria ha concluido una intervención llevada a cabo con carácter urgente sobre la primera tumba prehispánica que se ha hallado con el cadáver flexionado y que data de más de 250 años antes de la conquista castellana.

En concreto, el lugar, localizado en las proximidades de El Risco, en el municipio de Agaete, ya fue objeto de intervención en octubre de 2018 por los arqueólogos Marco Moreno, Verónica Alberto y Marta Alamón.

EL TAGOROR DEL GALLEGO, SANTA MARÍA DE GUÍA

GALLEGO4Dentro del catálogo de rarezas del patrimonio de las islas figura con honores propios el Tagoror del Gallego, situado en la Montaña de El Gallego de Santa María de Guía, una suerte de rotundo mueble en piedra compuesto por una hilera de asientos principales colocados con vistas excepcionales a la Montaña de Gáldar.

El conjunto se encuentra justo por encima del Cenobio de Valerón, y el apelativo de Gallego se le quedó en herencia a cuenta de la propiedad de aquellas tierras, de un tal Gonzalo Gallego en las tempranas fechas de principios del siglo XVI, casi el día después de la Conquista.

YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO PUNTA MUJERES

punta mujeres nmaspalomas 9En la mitad del Paseo de Meloneras, delante del Centro Comercial Bulevar El Faro, se encuentra el yacimiento de Punta Mujeres, un magnífico ejemplo de los asentamientos costeros que se localizan por el litoral grancanario.

Los aborígenes se establecieron en la isla, procedentes del Norte de África, hace unos 2000 años, desarrollando una civilización propia hasta la conquista española que se produce en el siglo XV. En el momento de la conquista, la isla estaba repartida en dos territorios o reinos, formados a su vez por numerosos poblados, este yacimiento es parte de uno de esos poblados.

Las dataciones con Carbono 14 permiten situar la franja temporal de ocupación de este asentamiento entre los siglos VII-IX d.C., quizá prolongándose hasta el siglo XV, momento en el que acontece la conquista de la Isla.

Página 1 de 2