Miércoles, Junio 19, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

Libertad de expresión y comunicación

viñeta 2En estos días convulsos y oscuros donde la falta de transparencia en la acción y gestión política, junto al engaño o a las promesas incumplidas se convierten en el modus operandi normalizado, y además le sumamos el encorsetamiento y control férreo de los medios de comunicación que impiden la circulación de la información en todas sus vertientes, porque no es del interés del gobernante de turno, vislumbra un futuro nada halagüeño y alejado de la protección de muchos derechos fundamentales. Entre ellos el de la libertad de expresión y comunicación.

            Si la tendencia actual en todos los ámbitos, donde la derechización política es un hecho cada vez más asentado, se orienta hacia la reducción del estado del bienestar, la libertad de pensamiento, la polarización ideológica, la vulneración de principios básicos, pues poco nos queda ya como no sea la opinión libre, aunque muchos afirman que hasta en eso somos filtrados. Metidos en el mundo de la tecnología, cada vez es más factible esta posibilidad, aunque también es cierto que con la llegada de internet la información es más accesible y los poderes fácticos se las ven y se las desean para impedir que la transparencia  informativa circule por la red.

              Situados en Valsequillo, después de las elecciones de 2011 se ha originado un retroceso importante  en cuanto al libre acceso a los medios de comunicación públicos. Por un lado la radio se ha cerrado a cal y canto de manera que  la única información que se vierte es la que le interesa al gobierno de Asba, llegando incluso a tener al trabajador del medio apartado de sus funciones hasta que al final lo han puesto en la calle. En cuanto a la TV, otro tanto de lo mismo. Si durante cuatro años era una ventana abierta al valsequillero con diversos programas de producción propia de una gran calidad, en la actualidad esta brilla por su ausencia y lo único que aparecen son unos informativos tediosos, carentes de ritmo y muy repetitivos. En casi un año de legislatura, la oposición, los colectivos y asociaciones independientes, etc., han visto mermadas sus posibilidades de informar  a los vecinos, de acercarse a sus casas a través de los medios locales. El gobierno actual, con su alcalde a la cabeza, ha organizado un secuestro total de los mismos que nos retrotrae a cinco años atrás, donde la información que se daba era sesgada, partidista y de nula libertad de opinión.

            Pues bien, con el Naciente también hemos vuelto a las cavernas, pues para la tirada anterior se envió solicitud encaminada a la promoción  publicación a través de la radio, tal como había acontecido durante la legislatura pasada, pero la cuña publicitaria respectiva jamás se emitió por orden del máximo mandatario y responsable directo del ente. Destacar aquí la desfachatez del alcalde, en tanto que sus acciones reflejan todo lo contrario de lo que con anterioridad defendía, que el medio estuviese cercano y abierto a todas las corrientes de opinión. Una vez asentado en el poder ha puesto todas las limitaciones posibles y obstaculizado el acceso al medio para todo lo que no proceda de su entorno partidista.

            Un ejemplo más de que una cosa es lo que se dice y otra muy distinta lo que se hace y que a la hora de prometer de cara a las elecciones ofrecen el oro y el moro, pero al final todo queda en agua de borrajas.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar