Miércoles, Febrero 19, 2020
A- A A+

ALMENDRA DE PLATA PARA ONCE MUJERES DE LA BARRERA

MUJERS ALMENDRADña. María del Carmen Florido Ramírez, Dña. Josefa Hernández Santana, Dña. Librada Suárez Ortega, Dña. Francisca Monzón Medina, Dña. Asunción Calderín Perera, Dña. Josefa Ramírez Santana, Dña. Francisca Medina Monzón, Dña. Dolores Monzón Medina, Dña. Genara Ramírez Monzón, Dña. Francisca López Sosa, Dña. Souad Aftimios Hanna Kharoufah, serán reconocidas con la Almendra de Plata el próximo viernes en Valsequillo. Y es que el consistorio local quiere reconocer a estas once mujeres del barrio de La Barrera con el máximo galardón que entrega la institución por su participación en la organización y el desarrollo de La Fiesta de La Ruta del Almendrero en Flor, desde sus inicios, allá por la década de las 70 hasta mediados de los 80.

 

Con este premio se pretende poner en valor la labor de estas once mujeres a lo largo de la historia, el esfuerzo que realizaron, y que aún siguen haciendo ya que algunas de ellas más de cuarenta años después continúan participando en las fiestas, para construir un mundo diferente en aquella época. Unas mujeres que no solo se dedicaban a sacar a su familia adelante, sino que también se dedicaban a la labranza y a la agricultura y que aun así buscaban un hueco para la organización y participación en nuestras fiestas y actos populares, así como otras luchas sociales en beneficio de la colectividad de su barrio. Estas mujeres tienen todas algo en común, y era las ganas de participar en el barrio donde residían y en potenciar nuestras costumbres y tradiciones.

Familiares y homenajeadas rememoran cómo eran aquellas fiestas en las que cada una sacaba de sus casas lo que mostraban al visitante y de lo que daban a degustar, no cobraban nada, sino que recibían la voluntad. María del Carmen Florido recuerda cómo llenaban de piedras un bidón y le “plantaban” un par de hojas de palmeras para marcar donde se iniciaban los puestos. Son muchos los recuerdos acumulados durante los más de cuarenta años que llevan participando y es que, a pesar de los avatares de la vida, ellas han seguido saliendo juntas a la calle para mantener estas fiestas en la que implicaban a toda la familia. De hecho, la más joven de ellas, Francisca López, comenzó siendo una niña, cuenta que venía con Josefita y sus hijas y que colaboraba ayudando a los mayores y a las mujeres, que eran las que estaban en los ventorrillos, ofreciendo lo mejor de cada una de ellas al visitante.

Francisca Medina es la mayor y a sus 87 años aún sigue saliendo el domingo de la Ruta ofreciendo sus tortillas de carnaval, del inicio de las fiestas relata que se hacían a la entrada del barrio, en el patio de Mamá Lola, donde hoy día se encuentra el Piscolabis La Higuera. Y mientras ella hacía las tortillas, otras se encargaban del potaje de jaramagos, otras de las papas arrugadas, otras hacían el queso y las artesanas como Josefita Hernández, mostraban sus trabajos, en el su caso, los calados de toda una vida.

Un más que merecido reconocimiento a estas once depositarias de la tradición que han dado lo mejor de sí para su preservación y para que esta llegue a las nuevas generaciones, muchas de ellas dejando este legado en herencia a sus hijos e hijas, nietos y nietas. Por personas como ellas, hoy la Ruta del Almendrero en Flor es conocida en toda la región porque con su dedicación de manera altruista ha contribuido a dar a conocer a través de esta fiesta las costumbres y tradiciones canarias y ahora, con este reconocimiento el pueblo de Valsequillo les reconoce su labor.

El Ayuntamiento de Valsequillo pretende continuar en esta línea de seguir reconociendo la labor de vecinos, vecinas, asociaciones y colectivos de los distintos barrios que han participado en estas fiestas de la Ruta Almendrero en Flor.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar